¿Cada cuánto acudes al dentista a hacer una limpieza dental? Como mínimo debes ir una vez al año y, en algunos casos, es recomendable dos. Sin embargo, muchas personas aplazan estas citas, restándoles importancia.

Desde nuestra clínica dental en El Retiro te adelantamos que es esencial no saltarse estas visitas, puesto que con ellas evitaremos el desarrollo de problemas bucodentales como las caries o la gingivitis.

Además, las rutinas seguidas en casa también juegan un papel fundamental. En este sentido, queremos aprovechar este post para contarte cuáles son los 5 pasos que no pueden faltar en tu higiene bucodental diaria. Si quieres conocerlos, ¡continúa leyendo!

1. Cepillado

Cepillar los dientes tres veces al día, después de cada comida es imprescindible a la hora retirar la placa bacteriana y evitar la formación de sarro. Como ya sabes, hay dos opciones: cepillo manual o eléctrico. Más allá del tipo de cepillo, es importante que la técnica sea correcta. Además, debes elegir un dentífrico que se adapte a tus necesidades específicas. Seguro que el cepillado es uno de los pasos que nunca te saltas, puesto que es el más conocido, aunque, como verás a continuación, no el único.

2. Hilo dental

Los restos alimenticios que se acumulan entre los dientes, generalmente, no pueden ser retirados con el cepillo. Es necesario utilizar seda dental para evitar que se acumule placa bacteriana y se forme sarro. Además, otro complemento muy útil para eliminar la suciedad interdental son los cepillos interproximales. Así que, ya sabes, si quieres contar con unos dientes libres de bacterias, no olvides pasarte el hilo dental, al menos, una vez al día, por la noche.

3. Irrigador bucal

Esta herramienta de higiene la utiliza menos gente y es probable que desconozcas. El irrigador bucal es un sistema de agua a presión que se encarga de eliminar aquellos restos de alimentos o placa que son de difícil acceso. Es muy sencillo de utilizar y resulta verdaderamente útil en caso de llevar brackets, implantes, prótesis fijas o pacientes con enfermedades periodontales.

4. Raspador lingual

La lengua suele ser una de las grandes olvidadas a la hora higienizar nuestra boca. Ahora bien, esto es un gran error, puesto que en ella se acumulan muchísimas bacterias. Precisamente, el irrigador lingual es un utensilio que nos ayuda a arrastrar y retirar esa suciedad acumulada. Te aconsejamos utilizarlo, como mínimo, una vez al día.

5. Enjuague bucal

Por último, y no por ello menos relevante, también te recomendamos enjuagarte la boca con un colutorio adecuado para ti. Por ejemplo, algunos de sus beneficios son fortalece el esmalte, reduce la inflamación de encías y disminuye la sensibilidad dental. En este sentido, es vital que el enjuague no contenga alcohol.

Siguiendo todos estos pasos, tendrás una boca saludable siempre a punto. No obstante, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en limpieza dental profesional que te ayudará a conseguirlo.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestra clínica dental en la zona centro de Madrid, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte.

Asimismo, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Te esperamos!

Web | + posts