Parte de la población sufre ausencia o pérdida dental. Además de afear la sonrisa, esta situación ocasiona problemas funcionales relacionados con la masticación e, incluso, con la fonación. Por ello, es esencial encontrar una solución lo antes posible.

La colocación de implantes representa el tratamiento idóneo, siempre y cuando sea posible. Sin embargo, es cierto que existen algunas situaciones que podrían alterar los resultados. De ahí la importancia de realizar un estudio minucioso previo de la salud bucodental del paciente.

En este post precisamente queremos contarte cuáles son los factores que podrían poner en riesgo el tratamiento implantológico. Si quieres conocer más información y despejar todas tus dudas, ¡continúa leyendo!

Enfermedad periodontal

Para poder llevar a cabo un tratamiento de implantes dentales es fundamental que el paciente cuente con una óptima salud oral. De no ser así, es necesario ponerle solución a cada problema antes de colocar los implantes. Por ejemplo, en el caso de sufrir una enfermedad periodontal, esta debe estar controlada antes de realizar el tratamiento, ya que, si no podría ocasionarse una periimplantitis o una pérdida de tejido de soporte del implante. De este modo, el tratamiento seguramente fracasaría.

Tabaquismo

Fumar es un hábito que, además de perjudicar gravemente la salud general y bucodental del paciente, podría ser la causa del fracaso del tratamiento implantológico. Ten en cuenta que el tabaco acelera la pérdida ósea y retrasa los procesos de cicatrización. Por ello, y ante todo, nuestro consejo es que le digas adiós a la nicotina para siempre.

Higiene oral deficiente

El paciente que se someta a un tratamiento implantológico debe tener una higiene oral impecable. Si no es así, la probabilidad de acumular bacterias, generar problemas inflamatorios y de pérdida ósea será mucho mayor. Así que si no llevas a cabo una limpieza oral completa y minuciosa mejor no optes por los implantes dentales.

Radioterapia

Uno de los tratamientos oncológicos más comunes es la radioterapia. Pues bien, las personas que estén sometidas a este tipo de terapias conviene que eviten llevar a cabo técnicas como la colocación de implantes dentales. Esto se debe a los posibles efectos secundarios que la radioterapia pueda afectar a la salud bucal como la xerestomía (o sequedad bucal), la mucositis (o inflamación de la mucosa) y la radionecrosis ósea (o muerte del hueso).

Enfermedades sistémicas

La osteoporosis o la diabetes son enfermedades sistémicas que también pueden favorecer el fracaso de los implantes dentales. En estos casos, es de vital importancia consultar antes con el médico especialista para asegurar que este tratamiento es la mejor opción.

Y ¿las personas con insuficiente cantidad y calidad de hueso?

Aunque a priori las personas con una deficiente cantidad y densidad de hueso no puedan colocarse implantes dentales, lo cierto es que existen técnicas de regeneración ósea que sí permiten llevar a cabo el tratamiento. Gracias a ellas, logramos aumentar y mejorar la calidad del hueso maxilar.

En este sentido, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en implantes dentales que se encargará de analizar tu salud bucodental, proporcionándote una solución a tu medida.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestra clínica dental en la zona centro de Madrid, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Te esperamos!