¿Notas que uno de tus dientes está más oscuro que los demás? Es una situación relativamente frecuente. De hecho, todas las semanas recibimos pacientes en nuestra clínica dental en el centro de Madrid que presentan esta problemática. Para estos casos, la mejor opción suele ser un blanqueamiento dental interno. Pero ¿qué es y cuál es el paso a paso que se sigue? ¡Descubre todos los detalles en este post!

¿Qué es un blanqueamiento dental interno?

A modo de recordatorio, el blanqueamiento dental convencional se caracteriza por aclarar varios tonos el color de todos los dientes, desde las capas más externas. De este modo, resuelve problemas de oscurecimiento o amarillamiento que afectan a todas las piezas dentales.

Sin embargo, el blanqueamiento interno es un tratamiento que se realiza en un único diente que se ha oscurecido a causa de una endodoncia previa. Además, en lugar de realizarse en el esmalte dental, se blanquea desde el interior del diente.

Sin duda, la estética de la sonrisa importa, y mucho. Por ello, el blanqueamiento dental interno te ayudará a unificar el aspecto de tus dientes.

1. Diagnóstico

El primer paso antes de llevar a cabo el blanqueamiento dental interno es diagnosticar el problema. Para ello, se realizan una serie de pruebas con las que comprobamos en qué estado se encuentra el diente endodonciado. Además, registramos el color de los dientes del paciente para que el resultado sea lo más homogéneo posible.

2. Aplicación del gel blanqueador

Una vez que se ha hecho el diagnóstico y establecido que el blanqueamiento interno es la mejor opción, se procede a realizar el tratamiento. Para ello, hacemos una apertura en el diente, accediendo a la cavidad pulpar donde anteriormente se ha realizado la endodoncia. Desinfectamos la cavidad y nos aseguramos de que el interior del diente queda totalmente limpio. Después, aplicamos el gel blanqueador en el conducto radicular.

3. Sellado

Tras aplicar el gel blanqueador, sellamos la cavidad pulpar temporalmente con un material biocompatible con el organismo. Esto quiere decir que no genera rechazo ni reacciones alérgicas.

4. Revisión y sellado definitivo

Por último, después de haber transcurrido una semana aproximadamente, que es cuando se aprecian los resultados, el paciente acude de nuevo a la clínica para hacer una valoración del tratamiento. En esta visita, retiramos el sellado y si vemos que el diente tiene el color deseado, sellamos y reconstruimos la pieza dental de manera definitiva. Si no hemos alcanzado el resultado deseado, volvemos a realizar el mismo procedimiento hasta conseguirlo.

De todas maneras, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en endodoncia que se encargará de estudiar tu caso, proporcionándote un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental en Madrid: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Un saludo!

https://centromedicocavanilles.com/