¿Alguna vez te han hecho una endodoncia? Es un tratamiento bastante común en aquellas personas que han desarrollado una caries que no se ha tratado a tiempo. Como siempre les explicamos a los pacientes de nuestra clínica dental en la zona centro de Madrid, es de vital importancia acudir a un equipo de especialistas para evitar cualquier contratiempo. En este post queremos aprovechar para contarte cuáles son las consecuencias de una endodoncia mal hecha, así que, si quieres conocerlas, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es una técnica de odontología conservadora con la que logramos evitar la pérdida del diente y devolver su funcionalidad. Generalmente se lleva a cabo a causa de una caries muy profunda, aunque también en casos en los que se ha producido un traumatismo o la enfermedad periodontal está avanzada.

Este tratamiento consiste en extraer la pulpa dental y rellenar y sellar la cavidad pulpar con un material biocompatible con el organismo. De esta manera, se eliminan las molestias y la infección, haciendo que el paciente vuelva a masticar con total normalidad.

Para que los resultados sean favorables, es fundamental que sea realizada por un especialista. De no ser así, es probable que surjan una serie de consecuencias negativas que vamos a detallar a continuación.

¿Cuándo se necesita una endodoncia?

Cuando el nervio ya esta infectado de forma irreversible por la caries que ya sea muy profunda. En casos así, el diente es muy vulnerable al frío o calor o incluso en la masticación. La pieza dental también puede cambiar de color y es muy comun que aparezca un flemón. El dolor dependerá del tipo de persona y puede ser constante o intermitente.

Síntomas de la endodoncia mal hecha

Cuando una endodoncia no se ha realizado adecuadamente, es muy probable que aparezcan una serie de señales que alerten de que algo no ha funcionado del todo bien, como, por ejemplo:

  • Dolores: un diente endodonciado no debe doler, por lo que, si es así, es probable que la endodoncia no se haya realizado adecuadamente. Estas molestias pueden ser esporádicas o constantes. Además, es bastante común que aparezca sensibilidad al masticar.
  • Inflamación de encía: otro de los signos a los que debes estar atento es a la inflamación gingival en la zona en la que se encuentra el diente tratado. Por ello, también es importante que vigiles el aspecto de tus encías los días posteriores a la endodoncia.
  • Sensibilidad y dolor al masticar
  • Sensibilidad al palpar la zona

 Causas de una endodoncia mal hecha:

Aquí hablamos de las principales causas o motivos por los cuales una edodoncia puede fallar.

  • Que no se hayan hecho radiografías durante el proceso de la endodoncia y tampoco se haya planificado la intervención. Al no realizarse las radiografías correspondiente es muy probable que se comentan varios errores y de lugar a una endodoncia mal hecha.
  • Que no se hayan ubicados o localizados los conductos y no se pueda realizar la obstrucción.
  • Que se haya calculado mal las longitudes, ya sean demasiada cortas o largas el resultado presentara muchos problemas.
  • Que durante la perforación se impida eliminar correctamente la infección.
  • Que se presencie una fisura.
  • Al limpiar el conducto hay que tener especial cuidado al liamarlo que no cause ningún daño porque el tejido no se eliminaría del todo y la endodoncia estaría mal hecha.

¿Cuáles son las consecuencias de una endodoncia mal hecha?

En aquellos casos en los que la endodoncia no ha sido realizada adecuadamente pueden aparecer alguno de los siguientes problemas bucodentales:

  • Infección postoperatoria.
  • Fístula o absceso.
  • Fractura dental.
  • Pérdida del diente.

¿Qué hacemos si tenemos una endodoncia mal hecha?

Una endodoncia mal hecha causa mucho dolor e infección.Para que esto se quite, lo más común es realizar una reedondoncia que se basa en volver a realizar el mismo proceso: limpiar los conductos y extraer el material sellado desinfectando con mucho cuidado para volver a rellenar y sellar los conductos.

La realización de una reendodoncia suele ser una de las opciones más comunes para resolver esta situación. En otros casos, la mejor solución será extraer el diente afectado y colocar un implante dental. Todo dependerá de cada situación concreta; por ello, es esencial acudir a un centro profesional en el que puedan estudiar tu caso y recomendarte la mejor alternativa.

No olvides que en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en endodoncia que se encargará ofrecerte un tratamiento adaptado a tus necesidades, mejorando tu calidad de vida.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental en Madrid: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Un saludo!

https://centromedicocavanilles.com/