Los implantes se han convertido en una de las mejores soluciones a la hora de reponer dientes. En muchos casos, los implantes dentales son la opción más sencilla y conservadora para reemplazar los dientes perdidos.

Con los implantes dentales podemos conseguir restauraciones duraderas que no afecten a nuestros dientes.

Los implantes dentales permiten que los pacientes de cualquier edad coman con normalidad, lo que es beneficioso para los adultos mayores que tienen dificultad para masticar debido a la movilidad de sus viejas dentaduras postizas.

Una opción cómoda que no solo tiene una repercusión estética sino también psicológica.

Los implantes son unos de los tratamientos más solicitados en nuestra clínica dental Cavanilles. Son una gran solución para sustituir un diente perdido o que está ausente.

Para colocar los implantes se realizará una intervención con anestesia local y que el paciente no sienta ningún tipo de dolor.

El tratamiento de implantología dental se realiza paso a paso y los plazos de colocación dependerán de las necesidades de cada paciente en particular.

En un implante dental la intervención se realiza en varias fases:

Osteointegración o colocación del implante

Lo primero que se hace es una pequeña apertura en la encía y se coloca un tornillo en el hueso maxilar o mandíbula. Después de esto la propia encía empezará a enterrar o cubrir dicho tornillo durante un tiempo necesario para que el implante se funda con el hueso. Este proceso se llama osteointegración.

El implante está hecho de titanio que es un material biocompatible con nuestro organismo y no suele generar alergias o reacción. Él será el encargado de dedicar gran estabilidad para el diente artificial que se colocará encima de éste.

Colocación del pilar

El pilar es la pieza intermedia entre el implante y la corona. Éste se coloca una vez que ya haya cicatrizado del todo el implante y se conoce como la segunda cirugía.

Esta parte es muy importante porque es la encargada de que el implante y la corona se ajusten a la perfección. Su material también es de titanio debido al éxito que ha demostrado a largo plazo y también debido a que no produce reacciones alergicas.  Es muy biocompatible con nuestro organismo.

La corona

Es la parte visible del tratamiento. Es un tipo de prótesis fija que está hecha a medida en función del tipo de necesidades del cliente. Son fijas y se colocan en la parte externa del diente y su objetivo es la estética y recuperar la función del diente ausente.

Está hecha de varios materiales pero los más comunes son circonio o cerámica.

Ventajas de los implantes dentales

Para algunas personas puede ser una pesadilla perder algún diente ya sea por salud o por estética. Las personas que deciden colocarse implantes dentales para restaurar sus dientes perdidos obtienen una gran variedad de beneficios.

Al recuperar todos sus dientes podrá realizar sus movimientos y gestos normales al comer, hablar o sonreir…

A continuación vemos algunas de las ventajas que más destacan:

  • Tienen una gran duración debido a que los materiales que se emplean son de gran calidad.
  • La estética de tener todos los dientes en su sitio.
  • Son de solución fija porque devuelven la función y estética de una forma fija y fiable.
  • Son muy naturales, los implantes permiten tener al paciente las mismas sensaciones al masticar, hablar o sonreír que con sus dientes naturales. También hay que destacar que te permite conseguir el color de tus piezas naturales.
  • No afectan a tus otros dientes, una vez que colocamos el implante, el resto de piezas de nuestra boca permanecen intactas.
  • Te ayudan a conservar tu hueso dental debido a que la colocación de implantes permite conservar el hueso, ya que el tornillo que se inserta en el maxilar reemplaza la raíz del diente natural, realizando su función.
  • Recuperas la funcionalidad de tu boca al tener completas todas tus piezas dentales.

Algunos consejos que podemos tomar para evitar el rechazo del implante

Si el paciente sigue correctamente las indicaciones del dentista, el postoperatorio no debe suponer ningún tipo de complicación.

Igualmente, pueden aparecer varios síntomas de que nuestro cuerpo rechace dicho implante. Podemos sentir dolor o inflamación, en caso de que sea así debemos acudir lo más rápido posible a nuestro dentista.

Los consejos que debemos seguir para que esto ocurra son:

  • Tomar la medicación que nos ha recetado el dentista y seguir sus consejos o recomendaciones.
  • No realizar esfuerzo físico.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.
  • Mantener la herida lo más limpia posible para que no aparezca ninguna infección.
  • Evitar comer y masticar alimentos muy duros en la zona intervenida.

Gracias a la implantología dental el paciente puede volver a realizar su vida de manera habitual. En clínicas Cavanilles contamos con numerosos expertos en implantes dentales qué son los encargados de devolverte tu sonrisa más sincera con nuestras técnicas más avanzadas.

Si quieres obtener más información,no dudes en contactar con nosotros o directamente acudir a nuestra clínica dental en Madrid o pedir tu primera cita gratuita.

¡Te esperamos!