La ortodoncia invisible ha supuesto una verdadera revolución para el sector dental. Aunque el aparato metálico de toda la vida sigue siendo una excelente opción, lo cierto es que los alineadores transparentes ofrecen una estética muy cuidada, que ni siquiera se puede comparar con los brackets de cerámica o zafiro.

Pues bien, en torno a la ortodoncia invisible suelen surgir muchas dudas y cuestiones por resolver. De hecho, existen algunos mitos que, precisamente, queremos desmentir en este post. Si quieres conocer la verdad sobre uno de los tratamientos más punteros del momento, ¡continúa leyendo este post!

1. Mancha los dientes

Los alineadores transparente no solo no manchan los dientes, sino que aseguran una higiene impecable. ¿Por qué? Al ser un sistema removible, se deben quitar para cepillar los dientes con total normalidad. Por lo que el oscurecimiento o amarillamiento dental no es un problema. Los alineadores también se pueden lavar con agua tibia y jabón neutro para que estén en perfecto estado. Además, cada juego de alineadores se cambia periódicamente, por lo que no hay tiempo para que se deterioren.

2. Favorece la aparición de gingivitis

En línea con el punto anterior, la ortodoncia invisible, al ser de quita y pon, favorece una óptima limpieza dental. Además del cepillado, se deben utilizar elementos como hilo dental, cepillos interproximales, irrigador bucal, raspador lingual y enjuague. De este modo, la presencia de gingivitis será mucho menos probable porque la acumulación de bacterias será menor con respecto a la ortodoncia tradicional.

3. Provoca rozaduras

Si has llevado brackets en alguna ocasión, es probable que recuerdes las molestias ocasionadas en la boca. Sin embargo, en el caso de los alineadores transparentes las rozaduras son prácticamente inexistentes. Ten en cuenta que están hechos de un material termoplástico finísimo que se adapta a la perfección a los dientes.

4. Solamente corrige problemas estéticos

Hoy en día, la ortodoncia invisible consigue solventar casos complejos. En realidad, funciona con la misma biomecánica que los brackets convencionales, por lo que corrige los mismos problemas. Algunos de los más comunes son: apiñamientos, separaciones interdentales, mordida abierta, cruzada, sobremordida y línea media desplazada, entre otros.

5. Se quita para dormir

En algunos casos, la ortodoncia invisible se confunde con la férula de descarga para el bruxismo. Pero, nada que ver. Los alineadores transparentes sí se utilizan por la noche. Es más, el tiempo de uso recomendado es de 22 horas diarias como mínimo. De no ser así, no se lograrían los resultados en el tiempo estimado y el tratamiento podría verse afectado.

De todos modos, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de explicarte todos los detalles sobre tu tratamiento de alineadores transparentes.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestra clínica dental en la zona centro de Madrid, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Te esperamos!