El aspecto de las encías dice mucho de ellas. En función de cómo estén, se pueden detectar posibles problemas o, en el mejor de los casos, cerciorarnos de que todo está bien. Por ello, conviene prestarles especial atención, teniendo en cuenta una serie de aspectos. Si quieres saber cuáles son los 5 indicios que señalan una óptima salud gingival, ¡sigue leyendo este post!

1. Son de color rosado

Vigilar el color de las encías esencial. Si están enrojecidas, querrá decir que existe un problema de acumulación de placa bacteriana. En el caso de que estuviesen de un tono blanquecino o rosa pálido, podría tratarse de un indicativo de padecer anemia. Sin embargo, si son de color rosa coral, querrá decir que están sanas, por lo que no habría que preocuparse por nada.

2. No se inflaman

Otro de los indicativos que muestra si tus encías están saludables es su grosor. Es decir, si notas que están inflamadas o sensación de hinchazón, es muy probable que estén enrojecidas, lo que quiere decir que hay un problema de acumulación de bacterias. Esto es lo que conocemos como gingivitis y aunque es un problema reversible, debes saber que, si no se trata a tiempo, puede derivar en una periodontitis.

3. No sangran

¿Te sangran las encías cuando te cepillas los dientes? ¿Y cuando te pasas el hilo dental? Si es así, nuestra recomendación es que acudas lo antes posible a tu dentista. Al igual que el enrojecimiento o la inflamación de encías, el sangrado frecuente también es un síntoma de algo no va del todo bien. Si, por el contrario, no suelen sangrarte las encías, entonces ¡estás de suerte! O, mejor dicho, cuidas a rajatabla las rutinas de higiene bucodental.

4. No generan mal aliento

El mal aliento también es un síntoma al que hay que prestarle atención. ¿Por qué? Cuando esto sucede a menudo, es probable que se deba a la acumulación de bacterias en la cavidad oral. Por ello, es fundamental controlar la halitosis mediante las recomendaciones proporcionadas por los especialistas, tal y como hacemos en nuestra clínica dental en Conde Casal.

5. No están retraídas

Por último, otro de los indicios de que tienes unas encías sanas es que no presentan recesión gingival. La retracción de encías es esa apariencia de dientes alargados; la raíz del diente que antes se encontraba bajo tejido blando queda al descubierto. Esta situación puede darse por un cepillado demasiado agresivo o por el desarrollo de la enfermedad periodontal. En cambio, si no están retraídas, puedes estar tranquilo.

De todos modos, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en periodoncia que se encargará de prevenir y detectar a tiempo cualquier patología que pueda alterar la salud de tus encías.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental en Madrid: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Además, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Un saludo!

https://centromedicocavanilles.com/