Si tuviésemos que decir cuál es el tratamiento más demandado en nuestra clínica dental en El Retiro, seguramente, diríamos que la endodoncia es uno de ellos. También conocida como tratamiento de conductos, es una de las especialidades de la odontología que más ventajas aporta.

Precisamente, en este post queremos contarte cuáles son los 5 beneficios por los que deberías hacerte una endodoncia (si es que tienes una infección interna y no quieres perder tu diente). Para descubrirlos, ya sabes, ¡continúa leyendo!

1. Elimina la infección

El objetivo principal de la endodoncia es eliminar una infección producida en la pulpa. Esta es una las partes más internas del diente y en ella se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios. Un fuerte golpe o una caries en estado avanzado que penetra hasta las capas más profundas del diente son las causas más comunes por las que se necesita realizar una endodoncia. Esta técnica servirá para desinfectar el diente de las bacterias y los microorganismos que lo han dañado.

2. Conserva tu diente natural

Otra de las grandes ventajas de realizar una endodoncia es que se trata de una técnica de odontología conservadora. Es decir, permite mantener en la boca un diente dañado, que, de no ser tratado, habría que extraerlo. Después de eliminar la infección, el odontólogo se encarga de rellenar y reconstruir el diente mediante un material biocompatible, que no genera rechazo ni reacciones alérgicas y que se mimetiza a la perfección con la estética de los demás dientes.

3. El tratamiento es indoloro

Al igual que el resto de nuestros tratamientos, la endodoncia es indolora. Se realiza bajo anestesia local, de tal forma que la zona queda insensibilizada y el paciente no siente nada durante la intervención. Además de no doler, justo sirve para lo contrario: acabar con las molestias que produce un diente enfermo.

4. Te ayuda a recuperar la masticación

En relación con el punto anterior, uno de los síntomas que puede indicar la necesidad de realizar una endodoncia es el dolor o las molestias que ocasiona el diente. Sobre todo, al tomar alimentos demasiado fríos o calientes. Pues bien, gracias a esta técnica, lo que conseguimos es que el diente no vuelva a generar malestar, devolviendo la función masticatoria.

5. Mejora tu calidad de vida

Los beneficios anteriores también repercuten en la calidad de vida del paciente, la cual mejora enormemente. Como el diente recupera su funcionalidad y no vuelve a doler, permite volver a masticar y a comer con total normalidad, sin ningún tipo de molestias que alteren las rutinas del paciente.

Para conseguir los mejores resultados, se requiere de una pericia y una precisión específicas por parte del profesional. En este sentido, en Centro Médico Cavanilles contamos con un equipo de especialistas en endodoncia que se encargará de solucionar tu problemática con la aparatología más avanzada.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestra clínica dental en la zona centro de Madrid, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes dejar un comentario y solicitar tu primera visita gratuita.

¡Te esperamos!

+ posts

Luis Manteca Fernández es Endodoncista licenciado en Odontología por la USPC. Tiene un doctorado en Odontología y un curso de Director de Instalaciones de Radiodiagnóstico y otro de Técnica Avanzada Reciproc Máster Oficial de Endodoncia y Restauradora Dental.
También hizo un máster en Oclusión y rehabilitación oral.