El bruxismo también conocida como “enfermedad silenciosa” es un hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes produciendo un desgaste en ellos y proporciona dolor en la mandíbula, cabeza o incluso músculos… Normalmente este gesto involuntario es realizado por las noches mientras dormimos y la persona no es consciente de ello. Hay que destacar que es una patología que sufre el 70% de la población en España.

El bruxismo afecta por igual a hombres y a mujeres y a todo tipo de personas sin tener en cuenta su edad o condición social.

En estos casos, en nuestra clínica dental cavanilles solemos recomendar las férulas de descargas.

Factores que influyen en el bruxismo.

El bruxismo no es peligroso, aunque puede variar según el nivel de gravedad. Esto es debido a que puede causar lesiones dentales permanentes.

No se conoce la causa concreta del porqué de la aparición del bruxismo, pero aquí encontramos algunas de estas son las más comunes.

  • El estrés.
  • Los hábitos al dormir.
  • Si hay miembros de la familia con esta patología.
  • La tensión.

Algunos síntomas de bruxismo.

Al apretar los dientes se produce mucha presión y dicha presión desencadena:

  1. Sensación de carga y tensión muscular.
  2. Dolor de cabeza.
  3. Inflamación en la mandíbula.
  4. Sensibilidad dental
  5. Insomnio.

¿Qué es una férula de descarga?

Una férula dental de descarga se puede decir que es un aparato de plástico personalizado a la medida de cada paciente y le permite amortiguar la presión a la que se ven sometidos los dientes cuando un paciente presenta bruxismo.

Utilizar dicha férula tiene varios beneficios como por ejemplo reducir los dolores mandibulares, cabeza y músculos.

Obtendremos unos dientes alineados y evitaremos que estos dientes se muevan una vez que hayamos conseguido la posición que queríamos.

Algunos cuidados para la férula de descarga.

Si queremos que nuestra férula nos dure el mayor tiempo posible es necesario realizar una serie de hábitos o recomendaciones diarias para ello.

  1. Limpia la férula diariamente.

Nunca utilices un dentífrico para limpiarla. Lo más recomendable es que la limpies con agua y jabón neutro, puedes comprar otro cepillo para limpiarla y bajo ningún concepto la laves con tu cepillo habitual de dientes.

  1. Moja la férula antes de colocarla.

Mojar en agua la férula antes de introducirla en la boca y asegurarnos siempre al colocarla que está bien posicionada antes de cerrar la boca. Si la colocamos mal y cerramos fuerte se podría romper.

  1. Guárdala en el lugar adecuado.

Una vez que la férula esté lo suficientemente limpia, guardarla en su correspondiente caja y asegúrate de que no estén mojadas o húmedas. En caso de que fuera así hay mucho riesgo de que la férula se te estropee, se deteriore o en muchos casos se rompa. A parte, es muy conveniente que dicho estuche o caja este tambien limpio o higienizado.

  1. Realizar las revisiones periódicas.

Es de total importancia acudir a todas las revisiones con tu odontólogo para llevar a cabo un correcto seguimiento. De esta forma, lograrás mantener tu férula de descarga en perfecto estado durante el mayor tiempo posible. Puedes llevar las férulas a tus revisiones.

No podemos olvidarnos de utilizar la férula todos los días antes de dormir porque si pasan varios días es muy probable que los dientes se te hayan movido y no puedas colocar la férula correctamente.

En nuestra clínica dental Cavanilles contamos con los expertos y recursos necesarios para ayudarte en cada una de las áreas de la odontología y se encargará de proporcionarte un tratamiento a tu medida, así como de explicarte todas las indicaciones que debes seguir.

Por ejemplo, si has notado que has desarrollado puntos dolorosos en la boca que con el paso de los días no se resuelven o si notas el aparato muy apretado o muy flojo.

¡No dudes en contactar con nosotros o acudir a tu primera cita gratis!